#SomosDeCuidado

08/04/2020

En estas semana difíciles y extrañas, gran parte de la población ha seguido la consigna del #MeQuedoEnCasa para protegerse a sí mismos y a los demás frente a la amenaza, invisible y por eso aún más desconcertante, del Coronavirus. Pero también son muchos los que no han podido parar para garantizar con su trabajo, esfuerzo y valentía los cuidados y apoyos que la población necesita: personal sanitario y de farmacia, cuerpos y fuerzas de seguridad, transportistas, fábricas y proveedores de bienes básicos y toda la cadena de alimentación. Nuestro sector, los servicios sociales, tampoco ha parado para asegurar esos cuidados allá donde sean necesarios.

Fundación INTRAS sigue trabajando en la calle con las personas sin hogar con problemas de malestar psíquico; mantenemos la atención directa en nuestras residencias y pisos para personas con problemas de salud mental… con los objetivos de siempre, centrados en las personas, pero con más cuidados individuales de lo habitual para protegernos a nosotros y a las personas que atendemos.

La teleasistencia, que desarrollamos desde hace años, se está mostrando esencial y nos marca una línea para el día después. Desde las Clínicas de Memoria seguimos atendiendo a mayores y personas con daño cerebral adquirido a través de videoconferencias, en las que la ayuda de los familiares ha vuelto a ser inestimable. De la misma manera, mantenemos el contacto diario con las personas que viven en las viviendas supervisadas. En muchas ocasiones la visita es la llamada. Todo gracias a la tecnología… con la que nuestros técnicos teletrabajan en sus casas desde el inicio del confinamiento.

Es momento de cuidarse y de que nos cuiden. De no olvidar la importancia de los cuidados, de la atención directa, de tú a tú, mirándonos a los ojos. Por eso, ahora no nos paramos. Por eso #SomosDeCuidado.